domingo, 21 de noviembre de 2010

El Valle de los Caidos



El Valle de los Caídos o la Abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos es un monumento construido entre 1940 y 1958 situado en el municipio de San Lorenzo de El Escorial, en plena sierra de Guadarrama. Esta construccion fue ordenada por Franco y diseñada por los arquitectos Pedro Muguruza y Diego Méndez.  El conjunto pertenece al Patrimonio Nacional desde 1957, año de su apertura al público.

El monumento siempre ha tenido un caracter polémico debido a que Francisco Franco ordenó su construcción, por medio de presos republicanos. Gran devoción tuvo el dictador por este templo, llegando a ser enterrado en el mismo  yjunto con José Antonio Primo de Rivera, fundador del partido fascista Falange Española, así como con otros 33.872 combatientes de ambos bandos en la Guerra Civil, nacionales y republicanos, estos últimos sin el consentimiento de sus familiares, con el procedimiento de robar los cadáveres de sus lugares de descanso.
Según el decreto fundacional de 1 de abril de 1940, el monumento y la basílica se construyeron para:
...perpetuar la memoria de los caídos de nuestra gloriosa Cruzada [...] La dimensión de nuestra Cruzada, los heroicos sacrificios que la Victoria encierra y la trascendencia que ha tenido para el futuro de España esta epopeya, no pueden quedar perpetuados por los sencillos monumentos con los que suelen conmemorarse en villas y ciudades los hechos salientes de nuestra historia y los episodios gloriosos de sus hijos.
Según algunas fuentes, hasta 27.000 presos republicanos empleados en la obra perdieron la vida por causas que van desde la inanición hasta los maltratos físicos. Sin embargo, otras fuentes, como un médico preso que trabajó en la obra durante dieciocho años, afirman que sólo murieron 14 presos durante toda la obra.

Símbolo fascista o simplemente o monumento perteneciente a patrimonio nacional este lugar produce sensaciones extrañas al atravesar sus cámaras inscrustadas en la montaña, muestra fría solemnidad en cada unas de sus piedras, provocando al visitante mirar al pasado, pensando que esconde realmente El Valle De Los Caídos



















Publicar un comentario